Wikipedia

Resultados de la búsqueda

viernes, 15 de junio de 2007

Las Verdades de Miguel.






Miguel Salazar
msalazar@laverdadesdemiguel.com.ve
MI COMENTARIO DE LA SEMANA. A los estudiantes de mi país. Estimo que nuestra Universidad merece un desagravio. Si me preguntan por la reacción asumida por los estudiantes que se retiraron de la Asamblea Nacional, les diré que, asumiéndome como el estudiante que fui en el pasado, comparto plenamente ese discurso libertario que sólo en los escolares deja de lado inclusive la realidad reaccionaria para abrazar la utopía. Yo no hubiera ido nunca a la Asamblea Nacional en las condiciones que se plantearon. Qué decepción para mí ver a mis compañeros convertidos así nomás en estudiantes “gobierneros”. El estudiante es por naturaleza antisistema. Su contradicción es precisamente defender a toda costa los errores de un Gobierno por muy revolucionario que sea.
. Por supuesto que no comparto los criterios ideológicos de los estudiantes “alzados”, pero sí comparto plenamente la necesidad de responder a la conciencia. Un estudiante distinto sería para mí una decepción. Para protestar en contra de lo establecido me negué siempre a acatar las abusivas reglas que imponía el poder, por eso no me sorprende (en el fondo me satisface) la conducta contestataria de quienes enmendaron el capote abandonando la Asamblea Nacional. Jamás yo habría ido dócilmente a ese espacio a escuchar la perorata burocrática de quienes se han asimilado sin más al sistema burgués argumentando una revolución. Nunca yo habría aceptado el sometimiento a un difuso mensaje que prácticamente resucita la odiosa autocrítica tan usada en tiempos del estalinismo para someter a la disidencia revolucionaria e imponer los criterios de los renegados de entonces. El debate no puede ser en la Asamblea Nacional (en lo que a mí respecta no me representa). La discusión es en la calle. Es inútil discutir de libertad de expresión con quienes hasta no hace poco dieron al traste con la misma tan pronto impulsaron y aprobaron la reforma del Código Orgánico Procesal Penal, con fines nada claros. Es inútil debatir acerca de la represión con quienes hasta ayer se escudaban en los liceístas que llevaban a las marchas para inmolarlos ante una policía criminal y ahora defienden la encarcelación de escolares atrapados en las refriegas callejeras escenificadas apenas hace unos días. El tratamiento recibido por esos muchachos no podía ser menos ofensivo. Es plausible que el movimiento estudiantil, en cualquiera de sus tendencias, sea absolutamente opuesto a la reiterada práctica política reaccionaria y represiva que ahora adoptan algunos de los funcionarios del Gobierno revolucionario. La política expresada por algunos de los integrantes de este Gobierno no se compadece con el compromiso que adquirimos tan pronto tomamos conciencia de enrumbar al país por un destino altamente deseado por la mayoría de nuestro pueblo. Entiendo que un sector numeroso del movimiento estudiantil salga a las calles a reclamar el ejercicio de la libertad de expresión. Ese reclamo sale caro, es cierto, pero debe hacerse por el bien de todos. Sobre todo cuando los reaccionarios de hoy consideran que ellos encarnan esa libertad. Ellos me hacen recordar a los hipócritas del sanedrín de los tiempos del Nazareno. El camino que nos espera en la lucha por mantener la libertad auténtica, aquella que conjuga sus intereses con los intereses del colectivo, es dura. En este camino nos espera una montaña de decepciones, pero también podemos alcanzar un universo de esperanzas. Ahora, la Universidad ha sido maltratada como nunca antes porque representan al oscurantismo, unos disfrazados de revolucionarios y otros presentándose como paladines de una sociedad distinta. Olvídense de los periodistas, esos que originalmente deberían defender la libertad de expresión por encima de todo, esos ahora se hacen de la vista gorda ante la avanzada de la reacción. Esos enterraron su pasado protestatario. Muchos han dejado de lado su respeto por nuestra Alma Mater para hacer el papel de esbirros del siglo XXI. No quiero un periodista “gobiernero” porque es sinónimo de sumisión. Todos ellos, hasta ayer nomás defensores de la libertad de información ahora aparecen aplaudiendo los errores que se han cometido. Ojalá estas líneas sirvan para la reflexión en pro de fortalecer la posición libertaria y fresca del movimiento estudiantil. Que sirva también de alerta: Cuando se vayan agudizando las contradicciones, también se irá cementando el aparato represivo en el mejor estilo de los viejos tiempos, por eso debemos estar preparados para situaciones difíciles. La reacción estrafalaria en sus “contradicciones” con el imperialismo verá un insurgente en todo aquel que no comulgue con sus posiciones. Yo espero ser siempre un insurgente. Me siento tranquilo con mi conciencia cuando escucho al burócrata de turno decir en la Asamblea Nacional: “El bachiller tal se retiró, ciudadano secretario que conste en actas”. Sí, pero que conste también en la conciencia del pueblo, un aplauso para ese muchacho porque es decepcionante un estudiante sumiso. Qué bueno es saber que existe una especie contestataria considerada en extinción. La utopía vive. En desagravio a nuestra Alma Mater quiero recordarle a los esbirros escondidos en el seno del Gobierno revolucionario aquella consigna que cíclicamente regresa a los pasillos de la inteligencia y el talento: “La Universidad no se arrodilla y no le para bolas a plomo ni a peinilla”.

DEVALUACIÓN. El próximo 1 de enero de 2008 entrará en vigencia la reconversión de la moneda. Existe una tendencia manejada por el ministro del Poder Popular para las Finanzas, apoyado en la tesis que maneja Armando León (ficha de Teodoro Petkoff en el Gobierno) de proceder a la devaluación del bolívar. Ellos estiman que se puede aprovechar la “ilusión monetaria” que se planteará con un dólar a 2,15 bolívares, para llevarlo a 4,30 bolívares por dólar. Ello significaría una devaluación de 100%. Si ocurriera hoy se pasaría de 2.150 a 4.300 bolívares por cada moneda americana. El grupo donde se inscribe Rodrigo Cabezas estima que en enero de 2008 una devaluación “pasaría por debajo de la mesa”. En todo caso, de imponerse el razonamiento de Petkoff, la reconversión se haría sal y agua en cuestión de semanas. La revolución tendrá su viernes negro. METABOLIZAR. Ese es el plan del Gobierno con respecto a los estudiantes disidentes. Conocido como el Plan Rangel porque obedece a unas líneas planteadas por JVR. Inicialmente, la reacción del Gobierno frente a los estudiantes fue de rechazo absoluto y descalificación del movimiento. Después se decidió metabolizarlo, de tal manera de replegarlo a la discusión burocrática, de por sí estéril (como tal ha ocurrido). Al imponerse con éxito la tesis de JVR, se abre el camino para el regreso de la vieja guardia a Miraflores. El fracaso de Carreño, Lara y Rodríguez no podría ser menos estruendoso; el epitafio se escribirá con el evento de la Copa América 2007. Anótenlo. RAPIÑA. En un hangar del Aeropuerto Caracas se encuentra la nave Novembe 110 WW LR 25. La trajo desde Miami un piloto de apellido Olivares. Antes, en ese mismo avión, viajó a Panamá vía Perú una conocida militante del partido de Gobierno. Posteriormente, la compatriota se enamoró de la aeronave. Costo: 750 mil dólares. El propio socialismo salvaje. Hacia allá nos lleva la contrarrevolución. ¿ACÓLITO? Yo te aviso. Diosdado Cabello presidió una reunión donde asistieron los diputados y dirigentes más importantes del MVR en Miranda. Uno de ellos le solicitó que intercediera ante Chávez para que en el proyecto de reforma territorial no llegue a afectar sus influencias políticas en el estado. Diosdado les respondió: ¿Ustedes creen que yo soy prosélito de Chávez? Sigan creyendo… para nada, ahora cada vez que me llama le respondo ¡Mande usted mi comandante! La frase provocó el aplauso de los asistentes.¿AMIGO? A Müller Rojas le importa un pepino (sic) si lo botan de la FAN por ser militante (¿?). Si hay un militar torpe o amigo de los enemigos del Gobierno, ese es el general Alberto Müller Rojas (Ojo: con todo el respeto que me merece su grado). No puede ser de otra manera Cómo explicarse que un general de la Fuerza Armada Nacional se exprese de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de la forma cómo él lo hace, sin encasillarlo en una de esas dos categorías. Yo diría que para Müller Rojas (hasta ayer adeco afecto al “blancoibañismo”, no olviden que fue gobernador del Amazonas durante el mandato de Jaime Lusinchi), la Carta Magna (sea la de la IV o de la V) no le provoca reverencia alguna y por ello, él puede violentarla cuando le venga en gana. Si ser expulsado de la FAN (como debería ocurrir) no le hace ni coquito, entonces flaco servicio le hace Müller Rojas a la República y al decretado PSUV. “Con amigos así, no hacen falta enemigos”, reza el dicho. Por mucho menos de lo que ha hecho este general fusilaron a Carlos Manuel Piar

BANDAS. La ministra María Cristina Iglesias, bajo el pretexto de proteger la producción nacional y los beneficios de los trabajadores creó tres instrumentos: 1) Certificado de no producción nacional. 2) Certificado de insuficiencia de producción nacional y 3) Certificado de solvencia laboral. ¿Qué ha ocurrido? Se creó una mafia (¿coincidencia?) tanto en el Ministerio del Poder Popular para la Industria y Comercio, el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación y el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo. Esa banda cobra hasta 10 millones de bolívares por cada uno de los certificados mencionados. Los empresarios (en su mayoría importadores) pagan esa cantidad porque sin esos certificados no pueden acceder a los dólares preferenciales de Cadivi. Hay políticos y funcionarios que amparan a los mafiosos DESASISTIDA. “Tengo un hermano ministro y otro banquero, pero acá usted me ve, en mayor pobreza no puedo vivir… he buscado a Jesse y nunca me ha atendido, las pocas veces que lo he visitado me envía a la secretaria”. La frase corresponde a una humilde vendedora de café que dice llamarse Rosa Escamillo. Todas las mañanas, aun cuando no ha salido el sol, Rosa ofrece su cafecito frente a la basílica de Santa Teresa. Se viene desde Nueva Cúa, allá vive en el sector 5 La Cruz. Su casa es una de las más pobrecitas. ¿Será que Rosa Escamillo vive en medio de la mitomanía? De no serlo, entonces tendremos que referirnos a las diferencias de clase proclamadas en un texto de su tocaya Rosa de Luxemburgo. Unos serpenteando aguas negras, los otros de la mullida alfombra persa a las caballerizas con los equinos de más rancia estirpe.

ÓVALO. Pónganle el ojo al INH y no pierdan de vista la licitación de los cesta ticket, la venta del Canódromo de Margarita y la construcción de un Centro Comercial. En referencia al primer punto tenemos: 1) Sólo dos empresas concursaron; son ellas: CestaTicket Accor Services (Cestaticket, C.A.) y Vale Canjeable Ticketven, C.A., (Valeven). La licitación la ganó la primera de las mencionadas: cotizó su oferta en Bs. 8.014.966.229,65. Por “obra y gracia de la superioridad”, la orden era que ganase Valeven (como ocurrió finalmente). Punto 2: El Canódromo. Dicho inmueble está siendo “vendido” a través de una futura cuarta oferta pública de dicho inmueble, para lo cual ya diligentemente la consultora jurídica tiene a unos interesados de origen árabe quienes cuentan hasta con un ejemplar del último avalúo aprobado por la Cenbisp y se presentarán en la “licitación” junto con dos empresas más debidamente concertadas a fin de “maletear” la licitación (otra vez la obra y gracia de la superioridad). Punto 3: El centro comercial. Ni siquiera se ha abierto el respectivo proceso de licitación, pero ya se escuchan los nombres de dos compañeros de promoción de Luis Chacón Roa, uno jefe de seguridad de la Casa de la Moneda del Banco Central de Venezuela y el otro director general de una empresa constructora. Como inversionista tienen a Vittorio De Stefano (hay una bitácora que muestra el nombre de Luis Chacón Roa como pasajero del avión de De Stefano en un vuelo a Curazao. Pregunto: ¿Por qué Chacón Roa salió, entre otros, de Ángel Betancourt Infante, Tibisay Vielma Mora, Hilda Pérez Rondón y Ana Beatriz Sánchez? NOTA. Esta semana no circulará la columna Lo que no dice Miguel lo cuenta Gabino, suscrita por Gabino Barrera. En esta oportunidad el columnista entrega el Informe Confidencial. METRO. Aleluya por el viaducto. Saludamos que la propuesta presidencial llegue a feliz término, pero vemos con suma preocupación que el tema del metro para Vargas haya entrado en el congelador. Parafraseando a Bolívar: “¿500 años no bastan?”. Hasta cuándo le van a mentir a la puerta de América.

No hay comentarios.: